Como todos sabemos,  mantener relaciones sexuales sin utilizar ningún método anticonceptivo aumenta bastante las posibilidades de quedarte embarazada. Sin embargo, el uso de la pastilla del día después es un comodín al que suelen aferrarse las mujeres, sobre todo, las jóvenes. Pero cuidado: también tiene efectos negativos. 

La píldora del día después es un método anticonceptivo que se suele catalogar como de “emergencia”. Se le llama así porque es una forma de evitar el embarazo, pero depende mucho del momento en el que se le administre.

Este anticonceptivo ha demostrado tener un efecto sobre la ovulación, retrasándola o evitando que ocurra.  Otra de las teorías es que, al alterar el moco cervical, el desplazamiento de los espermatozoides en el aparato reproductor femenino se ven mermados, por lo que se hace más difícil que alcancen las trompas de Falopio y que lleguen al óvulo.

Para que tenga un mayor efecto es recomendable consumirla a las 12 horas desde que se mantuvo la relación sexual y hasta un máximo de 72 horas post – coito. Como suele ser lógico, su eficacia va disminuyendo conforme va  pasando el tiempo.

Debemos tener en cuenta que este método no es el más seguro. Existen otros mecanismos que te garantizan casi al 100 % que el posible embarazo no se lleve a cabo. Hablamos del DIU, del anillo vaginal, del condón femenino y masculino, que tienen una eficacia del 99,99%. En cambio, la píldora del día después tiene una efectividad del 85 % aproximadamente, un porcentaje inferior al que te ofrece, por ejemplo, el preservativo

Efectos secundarios de la pastilla del día después

  1. Sufrir diarreas

Este medicamento modifica tu ciclo menstrual y altera diferentes funciones del organismo. Por ello, es de lo más normal sufrir diarrea después de haberla ingerido.

  2.  Puede producir dolor de cabeza o abdominal.

El cansancio general y los mareos suelen ser otros de los efectos secundarios de la píldora del día después, por lo que se recomienda que, en las horas posteriores de la ingesta, se descanse y no se realicen demasiados esfuerzos

   3. Náuseas y vómitos 

Los efectos secundarios más habituales son los vómitos y las náuseas. Para evitar lo máximo posible estas sensaciones desagradables se recomienda tomar la píldora con un poco de agua, sin masticar y en ayunas.

   4. Sensibilidad en senos y sangrados

También se pueden encontrar tus senos sensibles o, incluso, sangrados irregulares fuera de tu periodo normal, adelantando o retrasándose el sangrado.

Como conclusión, recordemos que este método anticonceptivo se utiliza únicamente en situaciones de urgencia, ya que los efectos secundarios pueden ser muy duros. En cambio, si es por algún accidente, no tendrás otro remedio que consumirla y hacer frente a  las consecuencias, pero siempre puedes suavizarlos con algún medicamento alternativo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.