En estos días nuestra higiene se ha vuelto algo muy importante para nosotros, por razones obvias de salud. Aún así, es posible contraer una infección vaginal si no llevamos cuidado. En este post hablaremos sobre la candidiasis vaginal, al igual de cómo prevenirla y de qué hacer en caso de contraerla.

La candidiasis es más común de lo que se piensa y con este post queremos concienciar a la población sobre este tema tan importante relacionado con el bienestar íntimo de la mujer.

¿Qué es la candidiasis vaginal?

La candidiasis vaginal es una infección por hongos vaginales, los cuales provocan irritación, flujo y un intenso picor en la vagina y la vulva, que son los tejidos que están en la apertura vaginal.

Esta infección es más común de lo que pensamos, sobre todo en mujeres en edad reproductiva ya que, según indican los estudios, el 75% de las mujeres la sufren en algún momento de su vida, al igual que muchas mujeres pueden volverlo a sufrir en contadas ocasiones más.

La candidiasis no es una ETS (Enfermedad de Transmisión sexual), sin embargo el riesgo de infección aumenta considerablemente al tener una actividad sexual regular por primera vez. También existen indicios de que las infecciones pueden ser ocasionadas por el contacto entre la boca y los genitales.

Una buena forma de tratar con estos hongos pueden ser los medicamentos, y si notas que puedes tener una infección por hongos recurrentes (cuatro o más en el plazo de un año), es posible que necesites un tratamiento más largo y un plan de mantenimiento.

Sus síntomas pueden ser de una intensidad leve o moderada, y son los siguientes:

  • Picazón e irritación de la vagina y la vulva.
  • Sensación de ardor, especialmente durante las relaciones sexuales o al orinar.
  • Enrojecimiento o inflamación de la vulva.
  • Dolores y molestias vaginales.
  • Sarpullido vaginal.
  • Secreción vaginal espesa, blanca y sin olor, con aspecto similar al queso cottage.
  • Secreción vaginal acuosa.

También es posible que puedas tener una candidiasis complicada si notas estos síntomas:

  • Tienes signos y síntomas graves, como enrojecimiento extenso, hinchazón y picazón que pueden provocar desgarros, grietas o llagas.
  • Has tenido cuatro o más infecciones por cándida en un año.
  • La infección es causada por un tipo de hongo menos típico.
  • Estás embarazada.
  • Tienes diabetes no controlada.
  • Tu sistema inmunitario está debilitado debido a ciertos medicamentos o afecciones, como la infección por VIH.
  • Si notas alguno de estos síntomas no dudes en ponerte en contacto tu médico, al igual que si es tu primera vez con estos síntomas o no estás segura de que lo haya contraído o si has desarrollado más síntomas o estos no han desaparecido después de tratamientos con supositorios o con cremas vaginales antifúngicos de venta libre.

¿Cuáles pueden ser las causas de la candidiasis?

El causante de esta infección es el hongo Cándida. Tu vagina, de forma natural, contiene una mezcla de hongos totalmente equilibrados, entre ellos el hongo Cándida, al igual que bacterias. Estas bacterias llamadas lactobacillus son las encargadas de controlar el crecimiento excesivo de hongos.

Pero, ese equilibrio puede verse distorsionado si existe un crecimiento desbordado del hongo Cándida o si la penetración del hongo llega a las capas más profundas de las capas celulares vaginales, que es cuando se empieza a producir los síntomas de la candidiasis.

El crecimiento excesivo de hongos se puede deber a varias causas:

  • Uso de antibióticos, que provoca un desequilibrio en la flora vaginal natural. La candidiasis es común en mujeres que toman antibióticos. Esto se debe a que los antibióticos de amplios espectros eliminan una gran serie de bacterias, incluyendo las bacterias saludables de la vagina, por lo que el hongo puede crecer de una forma excesiva.
  • Embarazo. La candidiasis afecta a mujeres con un alto nivel de estrógenos. Esto suele ocurrir a las mujeres embarazadas o incluso a mujeres que utilizan pastillas anticonceptivas con un alto nivel de estrógenos.
  • Diabetes no controlada.
  • Sistema inmunitario deteriorado.

El hongo Cándida es el hongo que más infecciones provoca. También existen infecciones por hongos los cuales han sido provocados por otros hongos, en este caso este tipo de infecciones son más difíciles de tratar y requieren un tratamiento más agresivo.

¿Cómo se detecta la candidiasis vaginal?

Para su diagnóstico, normalmente, basta con los síntomas y una exploración ginecológica, aunque si lo deseas puedes pedir un diagnóstico de confirmación en el cual se examina tu flujo vaginal.

¿Cómo se trata la candidiasis vaginal?

El tratamiento de esta infección se trata de forma general fomentando el uso de óvulos vaginales y cremas antifúngicas. Aunque también es posible un tratamiento oral, sobre todo si la infección se trata de forma prolongada.

¿Cómo se puede prevenir la candidiasis vaginal?

Como todo en esta vida más vale prevenir que curar muchas veces por eso aquí te dejo algunos consejos de como reducir la probabilidad de infección.

Para reducir el riesgo es recomendable usar ropa interior de algodón y no muy ajustada. Otros consejos son evitar tomar duchas de una forma muy continua, ya que pueden eliminar las bacterias que se ocupan de combatir el hongo y te protegen de infecciones. También ayuda a evitar el uso innecesario de antibióticos para combatir resfriados o infecciones virales. Y por último intenta evitar baños y jacuzzis muy calientes, como el uso de productos femeninos perfumados, como por ejemplo toallitas higiénicas o tampones.

En resumen, como hemos visto esta infección es muy común para las mujeres, al igual que la repetición de ésta. Esperamos que con estos consejos y con una mayor noción sobre esta infección, podamos evitar al máximo el contagio de esta infección, al igual que ayudar a tratarlo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.